Menu

Miembros de honor

BB

Hay compositores que han obtenido un grado de respeto y admiración que va mucho más allá de las películas en las que han participado. Bruce Broughton es, sin lugar a dudas, uno de ellos. Su implicación en todos los aspectos de la música para el cine, desde la docencia hasta la gestión de algunas de las organizaciones más importantes como la propia Academia de Hollywood, de la que fue gobernador, le ha granjeado esa admiración que tan sólo unos pocos adquieren.

Si a esto se le suma una carrera en la que ha demostrado una gran versatilidad, trabajando para todos los medios (cine, televisión, conciertos, videojuegos) y abarcando todos los géneros con igual efectividad y brillantez, estamos ante uno de los autores más destacados de su generación.

Suyas son algunas de las obras más emblemáticas de la década de los ochenta y noventa, como “Silverado”, “El Secreto de la Pirámide” o “Tombstone”, además de ser el compositor con mayor números de premios Emmy obtenidos, diez en total, gracias a su prolífica carrera en la pequeña pantalla, que incluye trabajos para series como “Dallas”, “JAG” o “Tiny Toons Adventures”. Otro de los hitos de su carrera es la de haber compuesto la primera partitura sinfónica para un videojuego, concretamente para “Heart of Darkness”.

PD

La carrera de Patrick Doyle ha convertido su nombre en sinónimo de gran personalidad musical. El compositor escocés, que ha unido sus pasos en el cine con grandes directores como Kenneth Branagh o el francés Regis Wegnier, ha derrochado su gran carisma en cada uno de los géneros que ha abordado a lo largo de más de veinte años de trayectoria cinematográfica.

Su nombre saltó a primera línea gracias al debut tras las cámaras de su buen amigo Kenneth Branagh, la adaptación de la obra de Shakespeare Enrique V, en 1989. Hasta entonces, Doyle había compaginado la composición con sus trabajos como cantante y actor, tras haber completado su formación en la Real Academia Escocesa de Música y Drama, donde se graduó en 1974.

Doyle no solo ha continuado como compositor de todas y cada una de las películas del director de Frankenstein y Mucho ruído y pocas nueces, entre otras, sino que además ha establecido solidas colaboraciones con directores de gran prestigio como el francés Regis Wagnier (Indochina), el mexicano Alfonso Cuarón (Grandes Esperanzas, La Princesita) o el británico Mike Newell (Harry Potter y el cáliz de fuegoDonnie Brasco), conformando un amplio abanico de géneros en su filmografía que se han beneficiado de su personalidad.

Entre sus últimos trabajos se encuentran blockbusters como Thor y El Origen del Planeta de los Simios. Además, ha compuesto la música para la última producción de Disney/Pixar: Brave. En 2014 ha vuelto a colaborar con Kenneth Branagh en Jack Ryan: Shadow Recruit y en 2015 continuará su relación artística con el estreno de Cinderella.

MG

El ganador del Oscar Michael Giacchino es, sin lugar a dudas, el compositor de mayor proyección del momento, llamado a ser el relevo de los grandes nombres de la música cinematográfica de décadas anteriores.

De robusta formación clásica y, sobre todo, con un gran amor por el cine y las espectaculares composiciones de los grandes clásicos, Giacchino inició su carrera en el mundo de los videojuegos, aportando su pasión por la música sinfónica a algunos de los títulos más destacados de aquellos años, sobre todo a la conocida saga de Medal of Honor. Al mismo tiempo, forjaría una estrecha colaboración con uno de los creadores de mayor influencia en la actualidad, el director y productor J.J. Abrams, con quien colaboraría en diversos proyectos televisivos (Alias, Perdidos, Fringe) así como en sus tres incursiones en la pantalla grande hasta el momento (Misión Imposible 4, Star Trek y Super 8).

Paralelamente, Michael Giacchino se ha convertido en nombre propio en el campo de la animación, uniendo su nombre a las producciones de la compañía líder en el sector, Disney/Pixar. Sus colaboraciones con el estudio le han ganado el aplauso unánime de crítica y pública, además de un sinfín de premios que culminan con la nominación al Oscar por Ratatouille y dicho galardón por Up.

En la actualidad, Giacchino es el compositor más solicitado de Hollywood, y su cartera de proyectos es muy variada. En 2014 ha estrenado Dawn of the Planet of the Apes y en 2015 destaca su trabajo para Jupiter Ascending, de los Hermanos Wachowski, y Inside Out, la nueva propuesta de Pixar.

FV

Uno de los motivos fundamentales del gran éxito del filme español El Orfanato hace unos años fue la extraordinaria partitura compuesta para el mismo por el aquel entonces desconocido Fernando Velazquez. El joven compositor de origen vasco, formado como chelista y como compositor en Madrid y París, culminaba así un largo periplo de apostar por jóvenes directores en sus trabajos en el cortometraje, en busca de la oportunidad y el reconocimiento que da un largometraje taquillero.

El Orfanato no solo le ofreció la ocasión idónea para Velazquez, sino que además nos presentó a uno de los autores más destacados del panorama musical español, que ya está haciendo llamado por proyectos en la Meca del Cine.

Lope, Sexy Killer, Garbo, El mal ajeno, Los ojos de Julia son varios de los títulos para los que Velázquez ha puesto música además de colaborar con Shyamalan en La trampa del mal y por segunda vez con Guillermo del Toro en Mamá.

En 2012 recibió el premio El Ojo Crítico de Música Clásica y en 2013 ha sido galardonado con el premio de la Asociación Internacional de Críticos de Música de Cine (IFMCA) en la categoría de Mejor Composición Individual del Año por el tema principal de la película Lo imposible.

En 2014 ha dirigido a la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla en un concierto monográfico dedicado a su obra y en el que además estrenó la musica de su nueva incursión en el cine americano: Hércules, película dirigida por Brett Ratner.

En sus próximos proyectos, Crimson Peak y Un Monstruo viene a verme, volverá a trabajar con Guillermo del Toro y Juan A. Bayona.